Tu obra de arte

13.01.2014 12:10
 

 

Puedo asumir la incertidumbre de no saber cómo

me habrán esculpido en el tiempo tus recuerdos:

¿sobre cuántos pedestales me has erigido soberbio y confiado,

capaz de eclipsar al mismísimo David de Miguel Ángel?

¿Con cuáles de mis seres pretéritos, entre depravados

y heroicos, habrás tallado una laberíntica sala de

de almas ávidas e insomnes?

 

 

Sé de lo relativo, de lo insondable de cada acto,

de cada palabra por las cuales me juzgará tu alma.

No voy a pedirte que me adules, que me

mientas diciendo que me entiendes cuando

apenas me sostengo lúcido un instante.

Sólo somos siembra esperando germinar al azar del

                                                                                    viento. 

 

 

Sólo a veces, me asfixia el hecho ingrávido e

inescrutable, cuando no estás en mí, de no saber si

esa obra será en tu anhelo una pequeña, quizá sutil,

obra de arte: invisible al tiempo, delicada y apetecible .

Volver